I don’t buy it

Esta expresión significa literalmente: “No lo compro”. En cambio, en el lenguaje coloquial, significa: “No me lo creo”. Se usa cuando alguien te está contando una historia y si, parece que está exagerando (para convencerte, como si tratara de venderte algo) podemos mostrar nuestra incredulidad con esta expresión.

Peter: The movie was incredible. First we got free tickets to get in and then we saw the director on the way home!

Jane: Oh come on! I don’t buy it!

Peter: La película estuvo increíble. Primero conseguimos entradas gratis y luego vimos al director de camino a casa!

Jane: Venga ya! No me lo creo!