To get cold feet

“To get cold feet” se traduce como acobardarse o echarse atrás. Cuando tenemos miedo de realizar una acción o de dar un paso importante, es común usar esta expresión. Un ejemplo clásico es cuando al novio le entra miedo justo antes de casarse.

Marc: Tom doesn’t look very confident.

Jessica: I hope he doesn’t get cold feet. The wedding is tomorrow.

Marc: Tom no parece muy seguro de sí mismo.

Jessica: Espero que no se acobarde. La boda es mañana.