Don’t push it

El verbo “to push” significa empujar, presionar o realizar un esfuerzo. Es muy usado en el lenguaje coloquial y tiene infinitas variaciones. Un uso muy frecuente es: “Don’t push it”, que hablando de mover algún objeto se traduce por “no lo empujes”, pero que en otros contextos puede tener estos significados:

  • No te pases
  • No insistas
  • No te esfuerces tanto

Ejemplo:

A: You’re not thinking about going to work today, are you?

B: Well, I’m feeling much better now

A: Don’t push it, you just left the hospital. You shouldn’t even think about going to work.

B: All right, if that’s what you want.

A: No estarás pensando en ir a trabajar, verdad?

B: Bueno, me siento mucho mejor

A: No te pases, acabas de salir del hospital. Ni siquiera deberías pensar en ir a trabajar.

B: Está bien, si eso es lo que quieres.